INFORME SOBRE LA PROBLEMÁTICA ACTUAL Y ORDENACIÓN DE USOS DE LA LAGUNA NEGRA DE SORIA

 

Asociación para la Defensa y Estudio de la Naturaleza (ASDEN).

Prologo.-

Desde hace varios años el número de visitantes a la laguna Negra ha ido en aumento y es de prever que lo seguirá haciendo hasta alcanzar cifras tan numerosas que hagan peligrar, más todavía de lo que ya lo están haciendo, la conservación de este singular paraje.

La falta de control de los últimos años ha producido graves daños al medio natural (creemos que todavía subsanables, por fortuna), pero de seguir esta situación unos pocos años más, los daños causados serán irreparables, perdiendo con ello uno de los mejores y mas conocidos parajes sorianos, y esto supone un terrible menoscabo de nuestro patrimonio natural y la pérdida de un recurso turístico de primero orden.

Los numerosos visitantes que hoy se acercan sobre todo en épocas de afluencia masiva como son Semana Santa y vacaciones de verano, suelen permanecer escasas horas en los parajes de la laguna Negra, de tal modo que en la gran mayoría de los casos no pernoctan, y a veces ni siquiera comen, en los establecimientos hoteleros de la comarca soriana, haciéndolo en las provincias limítrofes. Al ser una visita de tan corta duración no reporta beneficios a las economías familiares del lugar, antes bien, produce costos para la sociedad soriana, la cual debe hacerse cargo de los gastos que produce el deterioro del lugar que estas visitas generan.

Creemos que es perfectamente compatible la conservación íntegra de este patrimonio natural, con un uso racional turístico del cual se obtengan grandes beneficios para la comarca. Esto sería más factible si en lugar de ser una visita de corta duración en la mayoría de los casos, se consiguiera hacer una oferta turística que supusiera al menos el curso de una jornada completa, lo que obligaría a hacer una o dos comidas, y pernoctar en los establecimientos de la zona.

La limitación del número de visitantes a la laguna Negra y el multiplicar en número y la duración de los actos necesarios para efectuar la visita, conllevan que esta se lleve a cabo cuando menos en el transcurso de una jornada, consiguiendo al mismo tiempo el objetivo de la tan necesaria conservación del paraje.

Los visitantes deben ser conscientes que la contrapartida del descubrimiento de tan maravilloso espacio natural es el riesgo que conlleva cualquier contacto con la naturaleza, como pueden ser tormentas, picaduras de animales, soleamiento, etc., que no hacen sino darle mayor atractivo a la visita y que obviamente deben ser asumidos por el visitante.

 

Propuestas.-

 

A) Creación de una nueva zona de recreo y esparcimiento dotada de un gran aparcamiento, venta de productos regionales, bar restaurante y caseta de información turística.

Se dará información mediante trípticos, paneles, videos, etc., no solamente sobre la laguna Negra, sino también sobre todos aquellos otros atractivos turísticos de la zona: ej. artesanía, hoteles, bares, campamentos, etc.. Sobre la laguna Negra se informará de los aspectos naturales del entorno: fauna, flora, gea y senderismo. De tal modo que todo aquel visitante que debiera esperar para poder acceder a la laguna por estar completo el cupo de visitantes, pueda entretenerse y al mismo tiempo tome conocimiento de los otros atractivos de la comarca, que a buen seguro desconoce por no tener la misma fama que la laguna Negra.

Esta zona estará ubicada junto a la carretera y antes del cruce de las carreteras que van al poblado de Santa Inés y Cebrián, y la que sube hacia la laguna Negra. Se realizará con el máximo respeto al arbolado y elementos naturales existentes, permitiéndose solamente actividades compatibles con el medio natural pero en todo caso nunca la acampada.

 

B) Antes del cruce señalado se colocará una barrera en la que se impedirá el paso de todo vehículo particular, no así de peatones, tanto hacia la laguna como hacia el poblado de Santa Inés, salvo naturalmente, guardería, explotaciones ganaderas, madereras, etc..

 

C) A partir de este punto y solamente con dirección hacia la laguna se dispondrá de un transporte público que pudiera ser con autobús u otros vehículos para transportar, mediante el cobro de una suma, a los que así lo deseen, hasta el aparcamiento situado junto al bar existente ubicado un poco más allá del puente sobre el arroyo de la laguna.

Esta transporte público se realizará solamente en aquellas épocas de máxima afluencia de público como puede ser Semana Santa, desde el 21 de junio hasta el 10 de octubre, y algunos puentes de Primavera y Otoño, permitiendo el resto del año el acceso a los vehículos privados hasta el bar antes mencionado.

El billete del transporte debería ser un precio módico que tenga como único objetivo cubrir los gastos de transporte, limpieza, vigilancia, señalización, restauración, etc..

La utilización del transporte en autobús reduciría notablemente los daños ocasionados por los vehículos privados y se podría controlar mucho mejor la afluencia de visitantes y la incidencia de éstos sobre el medio, al controlar no sólo el número de personas, sino los utensilios que se transporten (hachas, barbacoas, bolsas, tiendas de campaña, etc.)

Podría ponerse en manos de una empresa privada la gestión tanto del cobro como de los servicios mencionados que ésta cubriría (limpieza, vigilancia, señalización, restauración, etc.), con lo que se crearían varios puestos de trabajo directos aunque sean de temporada, que redundarían en beneficio de las gentes de los pueblos de la comarca.

 

D) Pavimentar sin ensanchar ni alterar el trazado actual, la carretera hasta el aparcamiento (incluido éste) que hay junto al bar antes mencionado. Se conseguiría además de la no producción de polvo por el tráfico rodado, la mejor posibilidad de acceso en caso de un incendio forestal o la evacuación de los visitantes por cualquier causa imprevista.

El aparcamiento junto al bar se mantendría con las dimensiones actuales, ya que sólo tendría como objeto la carga y descarga de pasajeros de los transportes públicos y el giro en la dirección de bajada.

 

E) Después del aparcamiento se colocará una segunda barrera cerrada durante todo el año, la que tendrían únicamente la posibilidad de abrir la guardería en caso de extrema necesidad. En esta barrera debería ser relativamente fácil su rotura por un vehículo pesado en caso de incendio forestal.

El camino actual desde este punto hasta su final se mantendría sin asfaltar, siendo su uso únicamente el peatonal, suprimiéndose y restaurándose a su estado natural el actual ensanchamiento situado en su final, que sirve como aparcamiento actual.

 

F) Se suprimirá la caseta de venta de helados y refrescos existente al final del camino, no permitiéndose ningún tipo de construcción ni fija ni portátil en todo el paraje salvo el actual refugio al pie de la laguna y el bar junto al aparcamiento que se asfaltará.

Ambos edificios deberán mantenerse permanentemente abiertos en las épocas de máxima afluencia de turismo para que sirvan de refugio ante las inclemencias del tiempo.

Bajo ningún pretexto se permitirá la ampliación del edificio destinado a bar.

 

G) El sendero peatonal que sube hasta la laguna se dejará en su estado actual, procediendo únicamente a la restauración en sus márgenes a su estado primitivo natural.

Se señalizarán del modo más discreto posible los recorridos peatonales y las áreas de descanso de las que no podrán salirse los visitantes procediéndose a restaurar la flora y la gea del resto de los espacios naturales de laguna que han sufrido un grave deterioro.

Se prohibirá terminantemente el baño en la laguna o el arroyo, procediéndose de el mismo modo a la limpieza de los fondos de la laguna, ya que son numerosos los restos de la presencia humana durante los últimos años.

El uso de la laguna como zona de baño y competiciones "deportivas" es incompatible con las características intrínsecas de una espacio natural, por lo que se propone trasladar la prueba anual de la travesía a otras zonas más idóneas para este tipo de actividades como pudiera ser la playa Pita del pantano de la Cuerda del Pozo que por otro lado posee mejores instalaciones accesorias.

 

H) Como medidas complementarias pero totalmente necesarias, se deberá colocar otra barrera fija y permanente en la pista que desde Paso Tejeros va hasta la carretera de la laguna y en el punto en que ésta entra en los terrenos del Ayuntamiento de Soria y la mancomunidad de los 150 pueblos.

Además sería conveniente colocar otra barrera que permitiera solamente el paso a guardería y explotaciones forestales y ganaderas en el camino de acceso desde Covaleda hacia Paso Tejeros y Urbión en el punto situado junto al refugio de Bocalprado. Esto impediría el acceso a través del camino que desafortunadamente se ha abierto hace escasos años desde el camino de subida a Urbión hasta la laguna Helada, sobre los riscos de la laguna Negra.

 

 

 

Como complemento a todo lo expuesto, les adjuntamos un informe de dos catedráticos de la Universidad Autónoma de Madrid; facultad de Ciencias; departamento de Ecología, que avalan las opiniones expresadas por esta asociación.

No dudando que a todos nos interesa la conservación de nuestro patrimonio natural y ante la rápida degradación que vienen sufriendo los parajes de la laguna Negra, creemos que es urgentísimo tomar medidas que impidan que continúe esta situación, por lo que le rogamos que a la mayor brevedad posible se actúe según lo señalado y comprendiendo que por su complejidad no es posible hacerlo este año, pero sí el que viene, pedimos que inmediatamente se inicien los trámites para su consecución y que esta temporada se tomen medidas provisionales como puede ser aumentar la guardería, crear un servicio de limpieza, algunas actuaciones de restauración, y limitar el número de visitantes y controlar los utensilios que se transporten desde el aparcamiento.

 

 

La Junta Directiva.