Nota de Prensa 04/03/2016

ASDEN-Ecologistas en Acción de Soria

 

LOS VERTEDEROS Y VERTIDOS ILEGALES DE SORIA SON UN PROBLEMA GRAVE QUE LAS AUTORIDADES OCULTAN Y TOLERAN.

 

Desde hace décadas la asociación ASDEN-Ecologistas en Acción mantiene una actitud crítica hacia la gestión ambiental de las administraciones públicas sorianas. Un aspecto importante es la falta de control y tolerancia a los vertederos.

Ya en los años 80, ASDEN denunciaba la falta de control, y los incendios y vertidos del Vertedero Municipal de Maltoso al río Golmayo. En los 90, el vertedero de Ágreda  dispersaba plásticos por toda la ladera del Moncayo. La escombrera de Almazán en plena Cañada Real, o el vertedero de Navaleno que hasta el año 2007 fue un peligro para el Monte de Utilidad Pública en el que se ubicaba. Tampoco hay que olvidar el vertedero de Medinaceli, que era la tarjeta de visita del turista que llegaba al pueblo tras visitar Ambrona. Una muestra de la perversidad de las autoridades ha sido el vertedero de la Diputación de Soria en el Soto de Garray, que a pesar de estar “sellado” fue excusa para definir este paraje natural como estercolero en el año 2007 (en palabras del propio alcalde de Garray) y que fuera urbanizado ilegalmente. Mientras tanto no hicieron nada por sellar o impedir los vertederos por todo el término municipal de Garray, situados incluso a los propios pies de Numancia, como se ha constatado en semanas pasadas.

       Los vertederos, escombreras y acúmulos ilegales de residuos son un problema grave que afecta a muchos de nuestros pueblos. Entre los casos más llamativos puede estar la “escombrera” del Burgo de Osma. En ella se pueden encontrar todo tipo de residuos (escombros, plásticos, residuos industriales, maderas, residuos domésticos, voluminosos,  amianto), muchos de ellos potencialmente tóxicos. Este vertedero, cuyo origen se remonta a los años 80, se ubica entre el polígono de la Güera y La Rasa (Burgo de Osma). Aparece como tal incluso en la cartografía del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y ocupa una extensión de cerca de 2 hectáreas. . Además ha sido origen de numerosos incendios a los que han acudido todos los medios de extinción posibles: Guardia Civil, Bomberos de la Diputación, Agentes Medioambientales, Motobombas, etc. Es decir, su ubicación y peligrosidad es y era conocida por todos los funcionarios y autoridades competentes

       Sirva este vertedero de titularidad pública, como ejemplo, de otros muchos que son conocidos perfectamente por la Diputación (recordemos que Antonio Pardo era gestor de esta escombrera ilegal, alcalde del Burgo de Osma y Presidente de la Diputación) y por la propia Delegación de la Junta de CyL. Otro vertedero es el de Berlanga de Duero, situado en una vía pecuaria junto a una reciente forestación financiada por la Junta de CyL.

       ASDEN sigue denunciado oficialmente estos vertederos con la esperanza de que las entidades y autoridades responsables que los permiten y toleran, cumplan sus obligaciones legales y los eliminen. Dar a conocer estas situaciones va a permitir que los sorianos empecemos a comprender la dimensión del problema para que exijamos prontas soluciones.

 

     
Vertedero del Burgo de Osma   Vertedero del Burgo de Osma   Vertedero de Berlanga de Duero   Vertedero de Berlanga de Duero