Asociación Soriana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza

 Correos 168. Soria

asden.soria@gmail.com

www.asden.org

 www.ecologistasenaccion.org

 

Curso acelerado (1) de conceptos hidrológicos (HUMEDAL, NIVEL FREÁTICO, INUNDACIÓN, RIADA, desastres naturales y otros) para políticos y autoridades en la Ciudad del Medioambiente de Soria.

 

 

 

 


 

1 CONCEPTO BÁSICOS:

 

El nivel freático es el límite superior de un acuífero, y cuando aflora da lugar a fuentes, manantiales, humedales, ríos, etc.

 

 

2- NIVEL FREÁTICO DEL SOTO DE GARRAY.

El nivel freático del Soto de Garray generaba interesantes humedales temporales y permanentes antes de la su urbanización.

 

 

 

3- ANTECEDENTES

 

            En marzo de 2010, ya aprobada la CMA por Ley, unos meses antes del inicio de las obras se pudo comprobar el estado del nivel freático de la Ciudad del Medioambiente tras unas copiosas lluvias.

 

            El proyecto urbanístico de los arquitectos Félix Arranz y Francisco Mangado, y la Ley 6/2007 de la CMA obviaban o menospreciaban la realidad hidrológica del Soto de Garray, estableciendo como perímetro Sur de la urbanización el límite de inundabilidad. El cual la Junta de CyL había establecido con escasa base técnica y desoyendo los informes aportados por ASDEN, y mas tarde puesto en evidencia con unas imágenes aéreas del año 2010

 

 

           

 

4- ALTERACIÓN DEL NIVEL FREÁTICO DEL SOTO DE GARRAY.

 

La urbanización del Soto de Garray alteró el nivel freático con drenajes superficiales, y subterráneos, destruyendo los humedales y canales de desbordamiento, el arroyo de la Vega y otros cauces, con la correspondiente destrucción del hábitat de numerosos anfibios y aves. Todo ello bajo la inoperante supervisión de un técnico contratado por la empresa adjudicataria de las obras y del personal de la Consejería de Medioambiente y de la Confederación Hidrográfica del Duero.

 

 

 

 

           

 

 

5- LA REALIDAD ANEGA LA ILUSIÓN DE LOS POLÍTICOS

Año 2013. El río recuperó temporalmente sus dominios en marzo de 2013, unos días antes de paralizar las obras de la Cúpula de la Energía, por elevación del nivel del Duero o del nivel freático, o ambos dos. La lamina de agua llegando a unas decenas de metros de este faraónico edificio, que los arquitectos, conscientes de los riesgos de inundabilidad, diseñaron sobre una estructura elevada 90 centímetros sobre el suelo para minimizar los riesgos de inundabilidad, las misma inundabilidad que los políticos que promovían esta obra negaban reiteradamente.

 

           

En el desbordamiento del Duero en marzo del 2013, la Junta de CyL afirmaba que la CMA no se había inundado y que lo que se veía en las fotos eran “charcos”.

Año 2016. En febrero de 2016 se vuelve a negar lo evidente, e incluso su Consejero de Medioambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, afirmaba que “no ha sido la avenida del río la que ha hecho que se acumule agua sino el aumento del nivel freático en los alrededores de las Cúpulas de la Energía”, y que mantenía la ilusión por una sentencia favorable del TSJ para el proyecto de la CMA.

 

 

6- EL SOTO DE GARRAY SE INUNDA

            El Soto de Garray es zona inundable, la zona urbanizada se inunda y las obras se están deteriorando por estas riadas. Y si alguien expone que no es inundable porque no hay corrientes de agua que fluyan libremente por el Soto de Garray, pues ahí documentos y testimonios visuales que lo demuestran.

 

            En la siguiente foto de 14/02/2016, de la urbanización de la Ciudad del Medioambiente no se ven ni charcos, ni charquitos ni niveles freáticos; se ve “correr el agua por las calles de la CMA”, pero correr a raudales.

 

 

 


 

7- CÚAL ES EL RIESGO NATURAL POR INUNDACIÓN Y SUS CONSECUENCIAS EN EL SOTO DE GARRAY vs CMA.

            Un riesgo natural se puede definir como la probabilidad de que un territorio y la sociedad que habita en él, se vean afectados por episodios naturales de rango extraordinario.1

 

            El ignorar o minusvalorar un riesgo natural frente de otros criterios, como es el interés económico o político, suele dar lugar a un desastre natural; mal llamado natural ya que suele haber una decisión humana, errónea, por medio.

 

            Para evitar este tipo de errores, existe una herramienta que es la Legislación europea que obliga a la prevención y planificación de riesgos por inundaciones. Pero que una vez una parte de Soriano anteponen las promesas de empleo al cumplimiento de la Ley. Conducta social que en otros otros proyectos y escándalos ha permitido la existencia de corrupción.

 

            En cuanto al Soto de Garray, su inundación es una evidencia que la Junta de CyL niega, y que seguiría negará aunque el agua les llegase a la boca. La Junta de CyL, ha invertido millones de euros de nuestros impuestos en un proyecto que, valga la ironía, tiene los pies de barro. Deberíamos ser conscientes, que si se hubiese llevado a cabo, y se hubieran cumplido las expectativas, estas imágenes mostrarían calles con corrientes de agua en medio de un paisaje de chalets y sedes sociales mercantiles, con cerca de 2000 personas viviendo, y la mayor parte de ellas inundabas, un catástrofe económica y humana, que afortunadamente se ha evitado.

 

           

            Lejos de atajar al problema de la despoblación de la provincia, la Junta de CyL  se ha empeñado en un proyecto faraónico. Finalizado el boom inmobiliario y la ilusión de ver miles de habitantes en el Soto, ahora hablan de multitud de empresas (anónimas) que quieren instalarse y que no lo hacen porque no se va finalizar el PEMA. Si hubiera interés de las empresas por  instalarse, hay otros polígonos industriales sorianos que ya están finalizados y que no ponen en peligro su permanencia por riesgos naturales o por incertidumbre legal. O, ¿va tener que sufragar el dinero público los daños cada vez que se inunde el PEMA, como es la pretensión de empresas de Garray ya instaladas en zonas de inundación? Es difícil entender porque el Soto de Garray es el único lugar de toda la provincia para la instalación de dichas empresas anónimas.

 

8-LA CONFEDEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL DUERO, ORGANISMO DEPENDENDIENTE DEL MINISTERIO DE MEDIOAMBIENTE, ES LA ENCARGADA DE LA DEFENSA Y CONTRO DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULIDO

 

            ¿Y qué dice de todo esto la Confederación Hidrográfica del Duero? Que es el Organismo encargado de velar por la defensa y control del Dominio Público y de la planificación de los riesgos por inundación en el soto de Garray.

 

            Para ello nada mejor que mostrar cual fue su respuesta en relación a las inundaciones del año 2013 del Jefe del área de Gestión Medioambiental e Hidrogeología en un escrito (fecha de Junio de 2015) afirmaba perlas como:

 

“En consecuencia y de forma general se advierte que cuando elementos meteorológicos concurrentes se presenten de forma súbita e intensa, pueden originar el desbordamiento del cauce o cauces correspondientes, siendo sus efectos únicamente imputables al comportamiento natural del río, el cual es variable ante los distintos y múltiples escenarios posibles”

 

            Ya en 2014 el Comisario de Aguas en su informe a las afecciones a cauces, zonas de policía e inundables del Proyecto de Parque Empresarial del Medioambiente, la Confederación Hidrográfica del Duero dio pruebas de la indefinición de la institución: por un lado se reconocía que era inundable, pero reducia el riesgo y periodo de las mismas e imponia a su vez la condición de que no se pueden hacer motas, malecones o muros. Lo cual entraba en clara contradicción en el siguiente párrafo en el cual reconoce de forma clara que la urbanización es inundable:

 

Y puesto que parte del suelo clasificado como terciario productivo y la totalidad del suelo rotacional 1 se encuentran mínimamente afectados por la llanura de inundación de 100 años de periodo de retorno, se recomienda elevar la cota de urbanización de modo que en caso de avenida extraordinaria las aguas del río Duero no invadan el ámbito del Parque empresarial

           

            A mayores tenemos una cartografía elaborada por la propia CH del Duero, que es el Estudio Linde del Altoduero. A partir de la cual ASDEN ha elaborado el siguiente mapa en el año 2009, donde los distintos tonos de amarillo indica las zonas que según al CH del Duero es inundable en un intervalo inferior a 100 y 50  años, y el naranja para periodos inferiores a 500 años, sin considerar curiosamente que dentro de esa zona hay cauces que no son reconocidos en el mapa y que en las inundaciones de febrero de 2016 han vuelto a fluir con intensidad-

 

            Las inundaciones de los últimos años ponen en evidencia que la cartografía de la Confederación Hidrográfica del Duero contiene grandes errores, ya que gran parte del área urbanizada se está inundando cada 3 años, no cada 100 años.

 

Descargar en pdf