"La Asociación Soriana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza" (ASDEN), ante el Sr Presidente de la Confederación Hidrográfica comparece y como mejor en derecho proceda

 

EXPONE:

      Con fecha 11 de julio pasado, recibimos su escrito con fecha de salida 03-07-2007, contestación a otro nuestro de mayo.

      Como Uds. reconocen en el primer párrafo, lo que solicitamos, "una vez más", es la paralización del "proyecto" de la Ciudad del Medio Ambiente en Garray (Soria), indicado y subrayado en nuestro escrito y por consiguiente, bien "deducido" por Uds.

      Viendo nuestro escrito y los planos que se acompañan, queda patentemente claro que nuestra reiteración se basa una vez más, en unos planos de la CHD manifiestamente erróneos por las causas demostradas en nuestros escritos mandados a lo largo del tiempo a esa CHD y a la Ministra de Medio Ambiente.

      Como parece ser que o no han entendido Uds. o no nos hemos explicado nosotros sobre la elaboración de los planos que les remitimos en nuestro escrito de fecha 10 de mayo pasado, pasamos a concretarles el proceso de elaboración de los mismos.

      Partimos de unos planos con altimetría:

Plano topográfico del proyecto de la CMA, correcto.

Plano topográfico de la CHD con errores muy graves que no vamos a repetir por estar claramente explicados en nuestros escritos anteriores.

Plano del proyecto de la CMA con las curvas o áreas inundables facilitadas por Uds. en base al plano "b".

Superponiendo, a la misma escala, los planos "a" y "c" y coloreando en tonos diferentes cada cota del terreno, después de despreciar los decimales, obtenemos los planos que les remitimos.

En base a estos, se obtienen unas secciones esquemáticas del terreno, marcando las zonas que según la CHD quedan en área inundable. Curiosamente los terrenos inundables quedan a una cota superior a los no inundables y por consiguiente edificables según el proyecto de la CMA. Parece que la CHD sigue manteniendo la teoría de que en dos terrenos colindantes, el más alto (1015 y 1016) se inunda y el más bajo (1014) no.

      Agradecemos su información del 3er párrafo, donde nos indican que "no es competencia de la CHD el paralizar una Ley, en este caso, la aprobación de la CMA", no obstante, estábamos bien informados, por eso, en ningún punto de nuestro escrito les solicitamos la "paralización de la Ley".

       En el párrafo siguiente manifiestan que "como ya se nos ha indicado en innumerables ocasiones, la competencia de la CHD respecto a zonas inundables, se limita a remitir a las autoridades competentes en materia de urbanismo, los datos y estudios disponibles sobre avenidas (art 11 del texto refundido de la Ley  de Aguas)".

      Por ello, Uds. siguen ratificándose en unos planos que ha quedado reiteradamente demostrado que son malos de solemnidad, dignos de figurar en un manual humorístico de aberraciones ingenieriles (arroyos que corren hacia las cotas superiores).

      Por si fuera poco, hay dos informes de dos hidrogeólogos, ambos catedráticos de la Universidad, que de manera independiente llegan a la conclusión de que estos terrenos son inundables.

      El tema es tan serio que podemos estar hablando de daños muy graves con posibilidad de perdidas de vidas humanas, pero Uds. no se dignan ni siquiera reconocer que sus informes se basan en estos catastróficos planos, invalidando su informes hasta que no tengan otros fiables. El orgullo humano es un elemento tremendamente peligroso, máxime cuando los técnicos que hacen los informes (y para eso les pagamos), no van a asumir la más mínima responsabilidad ni económica ni moral en caso de catástrofe.

      Ejemplo bien claro tenemos en Biescas el 7 de agosto de 1996 en el barranco de Arás, con 87 personas fallecidas. Se construyó el camping de las Nieves en un sitio donde no solo había informes que lo desaconsejaban, sino que años antes de su construcción, otra avenida de agua cortó la carretera en este mismo punto, dejándola cubierta de barro y vegetación.

      La autorización de ubicación la dieron técnicos en contra de otros informes que lo desaconsejaban. La catástrofe sucedió para las víctimas pero no para los técnicos que no asumieron ningún tipo de responsabilidad.

      Las penas fueron exclusivamente económicas con cargo a las Administraciones, o sea que todos los ciudadanos fuimos condenados a pagar 87 vidas humanas más cuantiosos daños materiales. Los técnicos responsable (aunque no de forma jurídica), se fueron de "rositas", acaso alguna que otra pesadilla nocturna, pero eso se cura con el tiempo.

      En el Boletín Oficial de las Cortes Generales - Senado, de fecha 9 de diciembre de 1998, se publican una serie de recomendaciones aprobadas tras la Comisión Especial sobre Prevención de Situaciones de Catástrofe, pero esto no sirve nada más que para lavar conciencias, pues carece de toda capacidad ejecutiva y todo sigue igual.

      Por todo ello una vez más

SOLICITAMOS:

      La anulación de los informes emitidos por la CHD y su notificación inmediata a la Junta de Castilla y León.

      Que se nos comunique la identidad de las personas que se trasladaron en visita oficial al Soto de Garray en un encuentro oficial con esta Asociación al efecto de aclarar los planos de las líneas de inundabilidad establecidas por la CHD.

 

 

 

Soria a 25 de julio de 2007