CAZADORES DE RECONOCIDO PRESTIGIO

 

En la mañana del 15 de enero pasado Don Félix Hernández Tejada y Don P.H.A. decidieron ir a cazar en dos vehículos todoterreno con remolques para perros. Fueron vistos en el coto privado de caza nº SO-10514 (Baniel-La Milana) por el alcalde pedáneo de la localidad de La Milana y otro testigo, que presentaron una denuncia administrativa ante la Guardia Civil por caza furtiva, al no tener los denunciados la correspondiente autorización para cazar en dicho coto. En la exposición de los hechos los testigos manifiestan que, tras bajar los denunciados del vehículo, “uno de ellos (de bigote) abre la puerta del remolque y saca un perro de color negro, el otro coge la escopeta y la encaja en el hombro para disparar a una perdiz que ha salido volando”.

Informado el titular del coto –residente en Zaragoza-, amplió la denuncia por entender que los hechos podrían ser tipificados como delito dentro del vigente código penal, “siendo el lugar zona de reserva de caza menor, utilizando armas de caza (escopeta) y varios perros de caza, llegando incluso a utilizar el vehículo como instrumento de caza (circulando con el coche para acercarse a las perdices)”.

Por otra parte el arrendatario de la finca, avisado por el alcalde, vio que los dos vehículos se encontraban dentro de los sembrados, causando daños, por lo que realizó la correspondiente manifestación ante la Guardia Civil.

En la diligencia de la exposición de los hechos uno de los cazadores negó haber apuntado a una perdiz, a pesar de lo que declaran los dos testigos presenciales. Lo que afirmó un denunciado ante la Guardia Civil, con escasa verosimilitud y como si fuera la más normal del mundo, es que “transitaba por el interior del coto privado, portaba el arma desenfundada y el perro suelto, pero en ningún momento encara el arma con intención de disparar, y que su actuación se limitaba a hacer volar las perdices hasta el coto lindante, en el cual, indican, tienen autorizada la caza”. ¿Para qué llevaba la escopeta desenfundada?

Los hechos descritos, al margen de su resolución legal, constituyen una acción impropia y lamentable. Y más tratándose de quién es una de las personas denunciadas, como veremos a continuación.

El Sr. Hernández Tejada es Teniente-Alcalde del Ayuntamiento de Almazán por el Partido Popular, diputado provincial y presidente de la Comisión de Agricultura y Medio Ambiente de la Diputación, Director de la Feria de caza de Almazán (VENALMAZÁN) e ingeniero de montes, que firma para su empresa GESTIÓN AMBIENTAL S.L. planes cinegéticos y estudios de impacto ambiental. Ha sido además presidente del proyecto MYAS (micología y aprovechamiento sostenible).

Desde hace años es vocal nombrado como “persona de reconocido prestigio” en los Consejos de Caza y Pesca. Esta designación corresponde al Delegado Territorial de la Junta, a propuesta del Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente. No hay más criterios para nombrarlo.

Con estas relaciones políticas y personales no cabe esperar que el expediente administrativo pase a mayores ni que la aplicación de la ley sea igual para todos en este caso.

En cuanto a que el Sr. Hernández Tejada sea miembro de los Consejos Territoriales de Caza y de Pesca es inadmisible después de haber sido sorprendido de la forma tan impropia que hemos descrito. Ya que él no ha sido capaz de dimitir motu propio de ambos Consejos, los decretos que establecen su composición y funcionamiento facultan a la autoridad designante, es decir, al Delegado Territorial, para que proceda al cese del vocal de reconocido prestigio como miembro de los Consejos tanto de caza como de pesca. Esto es lo que ASDEN ha solicitado.

No es de recibo que a una persona que se comporta así se le reconozca prestigio en materia ambiental, ni que esté opinando y votando sobre la normativa y regulación de la caza y de la pesca con la que deben de cumplir los ciudadanos de a pie, pero él no.

 

 

 

Carlos González.

ASDEN

28 de febrero de 2005

www.asden.org