"La Asociación Soriana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza" (ASDEN), cuyo NIF es G42005405, declarada de Utilidad Pública por el Ministerio del Interior, con domicilio social en C/ García Solier, 20 (Soria), y dirección a efectos de notificaciones en el Apdo. de Correos 168 42080 (Soria), en su propio nombre y derecho ante la Diputación de Soria comparece y como mejor en derecho proceda

EXPONE

            Por los medios de comunicación provincial, conocemos la intención de lograr el certificado de calidad para la madera de Soria y que este se pretende conseguir a través de “Cesefor”, la cual ya ha dado el último paso para conseguir el “Certificado de Gestión Forestal Sostenible”.

            Conscientes de que esta certificación puede constituir una herramienta para mejorar la gestión de los bosques y la economía provincial, deseamos que se haga con la total garantía y reconocimiento internacional.

            En diciembre de 1998, el Consejo de la UE adoptó una resolución relativa a la certificación forestal sobre la base de la Estrategia Forestal Europea por la cual “los sistemas de certificación forestal son instrumentos de mercado para mejorar el conocimiento de los consumidores sobre la gestión forestal sostenible y para estimular la utilización de madera y de los productos forestales como materias primas renovables y respetuosas del medio ambiente. Las certificaciones deben ser voluntarias, creíbles, transparentes, de libre acceso, y tener una baja relación costo/eficacia. Un punto esencial para garantizar la credibilidad debe ser el control independiente de la gestión de los bosques”.

            La existencia de sellos que usan el eslogan “gestión sostenible” no siempre constituye una garantía de este extremo. De hecho, existe en la actualidad en muchos sectores la preocupación de que el avance de sistemas de certificación regional dominados por el sector económico forestal pudieran no suponer una mejora en la gestión de nuestras masas forestales ni un desarrollo equilibrado entre intereses económicos, sociales y ambientales sino, simplemente, una operación de marketing.

            Para la mayoría de los sectores, el sistema de Certificación Forestal FSC (Forest Stewardship Council) es el único que proporciona un sistema de certificación aceptable de una buena gestión forestal.

            El FSC da a todos los grupos de interés representación y competencia para tomar decisiones de forma equitativa y asegura la compatibilidad internacional evitando problemas de reconocimiento global.

            El FSC es una entidad internacional sin ánimo de lucro cuya función es acreditar a las organizaciones certificadoras, con el objeto de garantizar la autenticidad de las acreditaciones forestales. Su misión es promover una gestión ambientalmente responsable, socialmente beneficiosa y económicamente viable de los bosques.

            Para ello se exige que el Sistema de Certificación Forestal sea.

  1. Participativo, respetando el equilibrio de intereses según demanda la Agenda Local 21.
  2. Que desarrolle un proceso transparente, con disponibilidad de informes, y con mecanismos de participación y de resolución de conflictos.
  3. Que exija el cumplimiento de unos estándares de mínimos ambientales y sociales verificables en el monte.
  4. Que las inspecciones se realicen por una tercera parte independiente.

 

FSC aglutina, bajo el principio fundamental de la participación, a propietarios forestales, industria, comunidades locales, organizaciones ecologistas, sindicatos, etc., en tres cámaras (Social, Ambiental y Económica), de igual peso.

En el método empleado por “Cesefor” en la zona de Pinares, no había un proceso amplio de participación y consulta pública de acuerdo con los planteamientos de la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro en 1992

Dentro de los principios del FSC está que:

  1. La gestión forestal deberá respetar todas las Leyes nacionales, los tratados y los acuerdos internacionales.
  2. La gestión forestal deberá promover el uso eficiente de los múltiples productos y servicios del bosque para asegurar la viabilidad económica, y una amplia gama de beneficios ambientales y Sociales.
  3. Toda gestión forestal deberá conservar la diversidad biológica y sus valores asociados, los recursos del agua, los suelos y los ecosistemas frágiles, además de los paisajes.
  4. El Plan de Gestión deberá establecer claramente los objetivos de la gestión y los medios para lograr estos.
  5. Deben evaluarse sus impactos sociales y ambientales.

Tememos que se pretende conseguir un certificado de calidad con bajos requisitos ambientales y no con la adecuada transparencia y consecuentemente sin la deseada credibilidad en el mercado.

La corta a “Matarrasa” se utiliza en Soria desde los años 50, empleándose hasta esa fecha el sistema de “entresaca”, según queda constatado en una reciente publicación de la Junta de Castilla y León. Esto supone convertir un bosque en un monocultivo forestal, alterando irreversiblemente la biodiversidad del bosque, además de incidir gravemente en la gestión micológica, humedales, paisaje, etc..., incongruencia patente con el “desarrollo sostenible” del que tanto se habla últimamente en esta provincia, de la que se pretende hacer un ejemplo mundial.

Dentro de los principios de esta asociación, está el velar por la conservación y mejora de los ecosistemas. Para ello

SOLICITAMOS

            Que se nos informe si el Certificado de Gestión Forestal que se está tramitando está avalado por FSC.

            En caso afirmativo que se nos remita informe acreditativo de este organismo.

            En caso de que sea otro, que se nos remita informe del mismo.

Soria a 17 de marzo de 2004

 

 

 

 

La Junta Directiva de ASDEN

 

 

 

 

 

 

 

A LA DIPUTACIÓN DE SORIA