"La Asociación Soriana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza" (ASDEN), cuyo NIF es G42005405, declarada de Utilidad Pública por el Ministerio del Interior, con domicilio social en C/ García Solier, 20 (Soria), y dirección a efectos de notificaciones en el Apdo. de Correos 168 42080 (Soria), en su propio nombre y derecho ante la Comisión Europea, Secretaría General, comparece y como mejor en derecho proceda

En relación con el expediente 2001/5102-SG (2001)-A-12059 concerniente al LIC y ZEPA Sierra de Urbión (Soria) como complemento a nuestro escrito de fecha de registro 3 de diciembre de 2003

EXPONE:

  1. Recibimos su escrito de fecha 24 de marzo de 2004, donde nos indican que:
    1. “No han identificado nuevos elementos que indiquen la existencia de una infracción al Derecho Comunitario por parte de la Autoridad española”.
    2. “Las cortas forestales, con independencia del sistema empleado, tienen por objeto la explotación de la madera en montes tradicionalmente productores y constituyen una actividad directamente relacionada con las gestión de dicho lugar. Por lo demás, la actividad forestal no afecta a ninguno de los hábitats de interés comunitario”.
    3. “La Comisión decidió archivar el asunto”.
  2. Como indicábamos en nuestro escrito de fecha 3 de diciembre de 2003, con fecha 28 de octubre de 2003, la Sala de los Contencioso-Administrativo-Sección Quinta del tribunal Supremo, dictó fallo favorable a esta Asociación en relación con el requerimiento por parte nuestra de acceso al Plan de Ordenación de Recursos Naturales del Espacio Natural de Sierra de Urbión.

Pese a tener sentencia favorable, nos hemos visto en la necesidad de requerir en repetidas ocasiones, algunas por escrito, al objeto de que se nos entregara lo solicitado.

Con fecha 31 de marzo de 2004 se nos entregó copia de las “Bases para la Ordenación, el Uso y la Gestión del Espacio Natural Sierra de Urbión”, elaborado por la Junta de Castilla y León.

Estudiado, llegamos a la siguiente conclusión:

a.      Estamos totalmente de acuerdo en los planteamientos, fines y medios a utilizar en la gestión de este espacio.

b.      No es ni siquiera necesario hacer un estudio en profundidad para darse cuenta de que los planteamientos aquí hechos, así como los fines y los medios, son lo contrario de lo que se está aplicando.

            Ya que este documento es la base para elaborar el preceptivo Plan de Ordenación, lo consideramos una prueba básica en nuestra denuncia contra el sistema de gestión dado el rápido y gravísimo estado de deterioro que en él se está produciendo.

            Por ello solicitamos que se reconsidere la decisión de archivar el expediente.

CONSIDERACIONES

  1. Según el punto 1-b de nuestro “expone”, consideramos:
    1. Ni negamos que de estos montes tradicionalmente se ha sacado madera, ni pretendemos que deje de extraerse, con lo que no estamos de acuerdo es con la gestión a “matarrasa” que se viene realizando en los últimos 50 años, lo cual está demostrado en nuestros escritos anteriores.

No se puede admitir su expresión “con independencia del sistema empleado” ya que hay sistemas de corta necesarios para conservar estos montes y hay otros, como el actualmente utilizado, que está arrasando, sin posibilidad de recuperación, los ecosistemas de este espacio protegido, convirtiendo un bosque natural en un “cultivo monoespecífico de pinos”.

  1. En el punto 1-a de nuestro “expone”, transcribimos su consideración de que las actuaciones que se están realizando en Sierra de Urbión no suponen una infracción al Derecho comunitario por la autoridad española.

La Directiva 79/409/CEE plantea entre otros puntos:

    1. “Restablecimiento de los biotopos destruidos y desarrollo de nuevos”.

Nosotros demostramos la destrucción irreversible de ecosistemas por medio de la matarrasa, el laboreo y roturación del suelo, así como del dragado de humedales y turberas.

    1. “Régimen de protección aunque no haya sido aprobado”.
    2. “Prohíbe perturbar a las especies silvestres de forma intencionada, en particular durante el periodo de reproducción y crías”. Ha quedado demostrado por nosotros, que se han autorizado competiciones de vehículos a motor dentro del espacio protegido en periodo de reproducción y  cría, en concreto del 12 al 14-4-2002 y del 1 al 3-5-2003. Se autoriza, durante todo el año, actividades de vehículos todo terreno y motos de cuatro ruedas, tanto de manera individualizada como en grupo, organizadas por empresas que se dedican a esta actividad, unas ubicadas en esta comarca y otras foráneas.
    3. “En las zonas limítrofes con áreas protegidas, evitar el deterioro de los hábitats, con independencia de que se haya designado una ZEPA”. Hemos denunciado varias actuaciones que se pretenden realizar en esta área y que ya han aparecido como consensuadas en los medios de comunicación, donde minimizan su impacto basándose en mentiras como se ha justificado en nuestros escritos anteriores.

 

La Directiva 92/43/CEE sobre Conservación de hábitats, indica entre otros puntos:

a.      “Los Estados miembros tienen la obligación de velar por que no se pongan en peligro los objetivos de la Directiva”.

b.      “Que los Estados miembros, como mínimo, se abstengan de cualquier actividad que pueda provocar un deterioro en un espacio de la lista nacional”.

c.      “El objeto es garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales, de la fauna y flora silvestre”.

d.      “Mantener y restablecer en un estado de conservación favorable los hábitats naturales, fauna y flora de interés comunitario”.

Se entiende por conservación favorable:

-        Cuando la distribución natural y las superficies comprendidas dentro de dicha área sean estables o se amplíen.

-        Cuando la estructura y las funciones específicas necesarias para su mantenimiento a largo plazo existan y puedan seguir existiendo en un futuro previsible.

-        El estado de conservación de sus especies típicas sea favorable.

-        Cuando el área de distribución natural de la especie no se esté reduciendo ni amenace con reducirse en un futuro previsible.

e.      “Los Estados miembros adoptarán las medidas apropiadas para evitar el deterioro de los hábitats naturales”.

 

            Como indicamos reiteradamente, no sólo no se están conservando los hábitats, sino que están siendo destruidos irreversiblemente por la propia Administración que tiene que velar por su conservación, INFRINGIENDO no sólo la reglamentación europea, sino también su propia legislación.

            Ley 8/91 de 10 de marzo de Espacios Naturales de la Comunidad de Castilla y León:

            Indica las Zonas Naturales de Interés especial:

-         Montes catalogados como de Utilidad Pública (todos estos montes están catalogados como tal).

-         Hábitats naturales y seminaturales incluidos en el Inventario de hábitats de protección especial.

Marca los principios de la gestión:

-         Preservación de la diversidad genética.

-         Preservación de la variedad, singularidad y belleza de los ecosistemas y del paisaje.

          Ley 4/1989 de 27 marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre, modificada por la

          Ley 41/1997, de 5 de noviembre, sobre reforma de la Ley 4/1989, de 27 de marzo, de conservación de los espacios naturales y de la flora y fauna silvestre.

          Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

          Ley 53/2002, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales, Administrativas y del Orden Social.

       Ley 62/2003 de 30 de diciembre, de Medidas fiscales, Administrativas y del Orden Social.

            La Ley 4/89 indica entre otros puntos:

  1. Artículo 7. Durante la tramitación de un Plan de ordenación de los recursos naturales no podrán realizarse actos que supongan una transformación sensible de la realidad física y biológica que pueda dificultar de forma importante la consecución de los objetivos de dicho Plan.
  2. Artículo 9.1. La utilización del suelo con fines agrícolas, forestales y ganaderos deberá orientarse al mantenimiento del potencial biológico.
  3. Artículo 9.2. Conservar y restaurar las zonas húmedas existentes en los espacios naturales.
  4. Artículo10.2.c. Contribuir a la supervivencia de comunidades o especies necesitadas de protección, mediante la conservación de sus hábitats.
  5. Artículo 20 quáter.1. Las zonas de especial protección para las aves son los espacios delimitados para el establecimiento de medidas de conservación especiales con el fin de asegurar la supervivencia y la reproducción de las especies.
  6. Artículo 20 quáter.4. en las zonas de especial protección para las aves deberán establecerse medidas de conservación adecuadas para evitar el deterioro de sus hábitats, así como las perturbaciones que puedan afectar significativamente a las aves.
  7. Artículo 21.1. La gestión de la Red Ecológica Europea Natura 2000 corresponderá a las comunidades autónomas.
  8. Artículo 24. Cuando de las informaciones obtenidas por la Administración competente se dedujera la existencia de una zona bien conservada, amenazada por un factor de perturbación que potencialmente pudiera alterar tal estado, o cuando iniciada la tramitación de un Plan de ordenación de los recursos naturales, de la definición y diagnóstico previstos, se dedujera esa misma circunstancia, se establecerá un régimen de protección preventivo consistente en:
    1. Se iniciará de inmediato el Plan de ordenación de los  recursos naturales de la zona, de no estar ya iniciado.
  9. Artículo 26.1. Las Administraciones públicas adoptarán las medidas necesarias para garantizar la conservación de las especies, de la flora y la fauna que viven en estado silvestre en el territorio español, con especial atención a las especies autóctonas.
  10. Artículo 26.2. Se atenderá preferentemente a la preservación de sus hábitats y se establecerán regímenes específicos de protección para las especies, comunidades y poblaciones catalogadas como

-         En peligro de extinción.

-         Sensibles a la alteración de su hábitat.

-         Vulnerables.

-         De interés especial.

  1. Artículo 26.3. Las Administraciones competentes velarán por preservar, mantener y restablecer superficies de suficiente amplitud y diversidad como hábitats para las especies de animales y plantas silvestres no comprendidas en el apartado anterior.
  2. Artículo 26.4. Queda prohibido alterar y destruir la vegetación, así como molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres, sea cual fuere el método empleado.
  3. Artículo 27. La preservación de la diversidad genética del patrimonio natural se basará principalmente en los siguientes criterios:
    1. Dar preferencia a las medidas de conservación y preservación en el hábitat natural de cada especie.

c.      Conceder prioridad a las especies y subespecies endémicas.

  1. Artículo 31.2.3.4.5. La catalogación de una especie, subespecie o población en la categoría de “en peligro de extinción”, “sensible a la alteración de su hábitat”, “vulnerable” o “de interés especial”, exigirá la redacción de un plan que determine las medidas necesarias para mantener las poblaciones en un nivel adecuado.
  2. Artículo 31.6. Corresponde a las Comunidades Autónomas la elaboración y aprobación de los Planes de recuperación, conservación y manejo.
  3. Artículo 33.3. Todo aprovechamiento cinegético y acuícola deberá hacerse por el titular del derecho, conforme al Plan técnico justificativo de la cuantía y modalidad de las capturas a realizar.
  4. Artículo 34.f. Los cercados y vallados de terrenos cinegéticos deberán construirse de forma tal que no impidan la circulación de la fauna silvestre no cinegética.

 

CONSIDERACIONES SOBRE LA GESTIÓN CINEGÉTICA:

El representante de esta Asociación en la Junta Consultiva de la Reserva, ha reiterado, año tras año, la carencia del preceptivo Plan de Ordenación Cinegética de la Reserva Regional de Caza de Urbión, incluida dentro del espacio LIC y ZEPA de Sierra de Urbión, imprescindible para el ejercicio de la actividad cinegética en ese espacio natural. Poniendo en conocimiento de las autoridades presentes en ese órgano colegiado, la ilegalidad manifiesta en que se encuentra ante la total vulneración del Ordenamiento Jurídico, por parte de esa Administración, al autorizar el ejercicio de la caza conforme a un Plan Anual sin base legal alguna.

Ha pasado un tiempo más que suficiente, para haber dotado del Preceptivo Plan a la Reserva de Urbión, y se continúa dictando los Planes Técnicos Anuales, a sabiendas de su ilegalidad, entrando claramente en un presunto tipo delictivo, denominado “prevaricación”.

El Director Técnico de la Reserva “expuso el plan de caza propuesto para la campaña 2004-2005, que es similar al anterior en cuanto a modalidades de caza y cupos de caza”. En cuadro aparte indican los aprovechamientos por caza que formula el número de capturas por especie, amén de la caza menor y la práctica año tras año, de caza selectiva, sin los datos y estudios de sus poblaciones de obligado conocimiento en todo PLAN DE ORDENACIÓN CINEGÉTICA.

A criterio establecido por el Director Técnico, se permite matar a todas las hembras de ciervo que se puedan abatir al practicar la modalidad de caza de batidas en los terrenos de la Reserva. Se ha introducido como novedad por el responsable, el aprovechamiento de la becada, concediéndose permisos al efecto, (56), sin estudios, ni datos poblacionales de una especie migratoria en regresión, con grandes fluctuaciones en sus poblaciones, en un área donde no se ha cazado, por no ser tradicional.

Se caza a lo largo de todo el año, por el día, por la noche, en época de veda, de celo, reproducción y crianza, e incluso hasta con nieve, en base a los supuestos excesos poblacionales de las especies cinegéticas sin estudio cinegético ni científico que justifique dichas actuaciones. Se viene practicando una supuesta caza selectiva, en época de veda, sin plan regulador.

 

·        Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León.

Art. 19 y 20 Reservas Regionales de Caza. La titularidad cinegética corresponde a la Junta y la Administración a la Consejería.

Art. 40. Planes cinegéticos. La caza será protegida y fomentada aprovechándose de forma ordenada. Se exigirá a sus titulares la confección de Planes cinegéticos. El titular, será responsable del cumplimiento del Plan cinegético. Al menos deberán contener, los periodos de vigencia, la situación poblacional de las distintas especies, modalidades de caza, previsión del número de cazadores que podrán cazar, las cuantía de las capturas previstas, y el plan de mejora del hábitat cinegético.

Art. 74.6 Infracciones muy graves. Practicar la caza sin tener aprobado el correspondiente Plan Cinegético.

Art. 77.c. Sanciones. Por la Comisión de sanciones muy graves.

Art. 78. 1. Circunstancias a tener en cuenta en la graduación de las sanciones.

a) Intencionalidad. Clara e incuestionable, máxime al ser la propia administración con competencia exclusiva en la materia y la legislación al respecto dictada por ella. Conocimiento de la ilegalidad en que se encontraba a través de las Juntas Consultivas de la Reserva citada.

b) Trascendencia social y perjuicio causado a la fauna. La trascendencia social es fácil de imaginar, la propia administración incumple de forma reiterada e intencionada la normativa cinegética de obligado cumplimiento. El perjuicio a las especies de un lugar catalogado como zona REN (RED DE ESPACIOS NATURALES), Zona LIC Y ZEPA Reserva de Urbión.

d) Concurrencia de infracciones. e) Reincidencia año tras año. G) E1 volumen de medios ilícitos empleados, así como el de piezas cobradas, f) El ánimo de lucro y la cuantía del beneficio obtenido en la comisión de la infracción. H) ostenta cargo o función que obliguen a hacer cumplir los preceptos de esta Ley. En calidad de Director Técnico de la Reserva.

Art. 82.2. c) y 3. Acción pública

El órgano conocedor del expediente, deberá adoptarlas medidas de carácter provisional que sean necesarias para salvaguardar el interés público tutelado por la ley. Por tanto, se exige la imposición de la medida cautelar, la paralización inmediata del ejercicio de la caza en la Reserva Regional de Caza de Urbión.

 

·        Ley 4/1989, de 27 de marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestre.

Art. 33.3. Establece como requisito obligatorio el Plan técnico (Planes Cinegéticos), para poder realizar cualquier aprovechamiento cinegético en los terrenos acotados. En el punto 4, determina que los contenidos y aprobación de los Planes técnicos se ajustarán a las normas y requisitos que a tal efecto establezcan las Comunidades Autónomas, en su caso, a los Planes de Ordenación de recursos de la zona cuando existan.

 

·        Decreto 65/2003, de 29 de mayo, por el que se actualiza la cuantía de las sanciones a imponer por la Comisión de las Infracciones tipificadas en la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León.

Artículo único. C)- infracciones muy graves. Titularidad cinegética de la Reserva, cuya responsabilidad recae en el Director Técnico de la misma y en el Director General del Medio Natural que han propuesto y autorizado respectivamente dicha actividad sin el preceptivo Plan de Ordenación cinegética de la Reserva Nacional de Caza.

 

·        Decreto 83/1998, de 30 de abril, por el que se desarrolla reglamentariamente el Título IV "De los Terrenos", de la ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León.

Capítulo Primero Reservas Regionales de Caza.

Art. 4. Definición. “aquellos terrenos declarados como tales al objeto de fomentar y conservar determinadas especies de la fauna silvestre, compaginando dicha finalidad con el ordenado aprovechamiento cinegético. Difícilmente se puede practicar un ordenado aprovechamiento sin un Plan de Ordenación de la misma. La actividad cinegética se realiza a voluntad, criterio y subjetividad del Director Técnico de la misma, donde casi todas, por no decir todas, las actuaciones que ha realizado, están en directa conexión con la caza, obviando la finalidad principal de la Reserva, la “conservación y fomento de determinadas especies”. Con un criterio de cazador, que superpone a la de funcionario público y pleno respeto al Ordenamiento Jurídico.

2. La titularidad cinegética de las Reservas corresponde la CCAA de Castilla y León, como un patrimonio de todos, cazadores y no cazadores.

Art. 7. Dirección Técnica. Al frente de la Reserva existirá un Director Técnico, con funciones y responsabilidades, inherentes al cargo, perfectamente definidas en el punto 2.(Plan Técnico, Memoria anual actividades, gestión, dirección aprovechamientos cinegéticos, actividades etc...).

Art. 8. Junta Consultiva. Como miembros de esa Junta Consultiva se ha puesto en conocimiento del presidente de la misma, la carencia del Preceptivo Plan de Ordenación.

Art. 9. Plan de Ordenación de la Reserva. l. “Cada Reserva Regional de Caza se gestionará conforme a un plan de Ordenación Cinegética, aprobado por la Dirección General, por un periodo de vigencia de diez años, pudiendo ser objeto de revisión cuando circunstancias de orden administrativo o bioecológico así lo justifiquen”.

2. “Los planes de ordenación cinegética se desarrollarán a través de los planes técnicos anuales”.

3. Articulación territorial de la Reserva.

Art. 10. Planes Técnicos anuales. “Por el Director Técnico de cada Reserva Regional de Caza, oída la Junta Consultiva, se elevará anualmente a la Dirección General un plan técnico, para su aprobación, en desarrollo del Plan de ordenación cinegética de la Reserva Regional de Caza”.

En virtud del Art. 9 y 10 se acredita la total contravención de los Planes Técnico anuales aprobados por el Director Técnico de la misma.

Art. 11. Permisos de Caza. Nuevamente incide en la responsabilidad del Director Técnico al expedir los mismos, sin ajustarse al procedimiento establecido para el ejercicio de la caza.

 

OTRAS CONSIDERACIONES:

            Debería tenerse en cuenta la Cumbre de la Tierra (Río de Janeiro 1992), que tuvo como resultado la firma de documentos como:

-         Declaración sobre el medio ambiente, sobre diversidad biológica.

-         Convenio sobre diversidad biológica.

-         Programa 21 (de Acción).

-         Principios para un consenso mundial respecto de la ordenación, conservación y desarrollo sostenible de los bosques.

            El Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB) de 1992, tiene como objetivo la conservación de la diversidad biológica y el fomento del uso sostenible de sus componentes. Contempla como fundamental la preocupación por el hecho de que la diversidad biológica se esté viendo reducida significativamente por la actividad humana. En varias Conferencias de las Partes del convenio se han tomado decisiones destinadas a proteger la biodiversidad del suelo y a reducir el efecto negativo que tienen sobre ella determinadas prácticas.

            La Cumbre de la Tierra, celebrada en Río de Janeiro en 1992, propugnaba un desarrollo sostenible. Lo que aquí se está haciendo es un cultivo monoespecífico de pino menospreciando los valores turísticos, micológicos, biodiversidad, paisaje, etc... con una alta repercusión negativa a medio plazo en la comarca.

            Es constatable que una actuación como la denunciada, de arrasar con absolutamente toda la vegetación y roturar con maquinaria pesada absolutamente toda la superficie, en la zona de la provincia donde se da la mayor pluviosidad además de ser una zona con fuertes pendientes, genera unas escorrentías y una pérdida de suelo fértil muy considerable, con el agravante de que el suelo fértil, en la zona que nos ocupa, tiene una reducida sección.

            La Carta del Suelo del Consejo de Europa, de 1972, apela a los Estados para que apliquen una política de conservación del suelo.

            La Carta Mundial del Suelo (FAO, 1982) y la Política Mundial del Suelo (PNUMA, 1982) perseguían el fomento de la cooperación internacional para el uso racional de los recursos edáficos.

            La Convención Marco sobre Cambio Climático (CCC), de 1992, reconoce los problemas de degradación del suelo.

            El Protocolo de Kioto de 1997 promueve el desarrollo sostenible.

            El Programa Europeo sobre Cambio Climático (PECC) contempla el suelo como sumidero.

            En 1999, como consecuencia de una iniciativa conjunta de la Comisión y de algunos Estados miembros (Acuerdo de Bonn sobre política de protección del suelo en Europa, 1998), se creó el Foro Europeo del Suelo (FES).

 

 

CONSIDERACIONES BASADAS EN LAS “BASES PARA LA ORDENACIÓN, USO Y GESTIÓN DEL ESPACIO NATURAL SIERRA DE URBIÓN”, reseñado en el punto 2 de nuestro “expone” al principio de este escrito:

            En cada consideración se indica el documento y página de donde se ha obtenido el dato. Ejemplo: (II-42) indica documento II, página 42.

Documentos:

            I.- Inventario y evaluación de los recursos del espacio natural.

            II.- Directrices de ordenación, figura de protección, gestión del espacio natural, directrices y normativa.

 

JUSTIFICACIÓN FIGURA DE PROTECCIÓN:

            “Sierra de Urbión constituye uno de los espacios clave en la política de conservación de la Comunidad Castellano-Leonesa por sus extraordinarios valores geológicos, geomorfológicos y biológicos” (II-29).

            “Mantiene muestras selectas de material genético en la presencia de numerosos endemismos de flora alpina” (II-29).

            “Cuenta con un alto interés para la investigación científica” (II-29).

            “Su amplia superficie forestal contribuye al mantenimiento de los sistemas hidrológicos, actuando como protección frente a la erosión” (II-29).

            “Excepcional valor paisajístico” (II-30).

            “Se propone la categoría de Parque Natural dada su extensión, diversidad de hábitats y ecosistemas, riqueza y singularidad florística y faunística” (II-30).

            “Reúne excepcionales valores desde el punto de vista paisajístico, geomorfológico, ecológico y cultural” (II-1).

 

OBJETIVOS DEL ESPACIO NATURAL: (II-2)

            “Objetivo prioritario, la protección de los recursos naturales, su vegetación, flora, fauna, gea y paisaje, manteniendo la dinámica y estructura de los ecosistemas que lo componen”.

            “Garantizar la persistencia de los recursos genéticos más significativos, especialmente aquellos que están en peligro de extinción o que presenten reducciones preocupantes de sus hábitats o de sus poblaciones”.

            “Proporcionar fórmulas de uso y disfrute público del Espacio Natural de manera compatible con la conservación”.

 

CLIMA:

            “Por encima de los 1.500 m. de altitud, se clasifica como clima de alta montaña. Por debajo, como mediterráneo subhúmedo, de tendencia centroeuropea” (I-32).

 

SUELO:

            “Suelos forestales bastante erosionables coincidiendo con la práctica totalidad de las zonas de ladera” (I-43).

            “Rasos y piornales muy erosionables” (I-43).

            “Se buscará la preservación del suelo como soporte físico de los valores biológicos,… acogiendo mayoritariamente los usos que no impliquen su propia degradación” (II-10).

            Controlar y disminuir los procesos erosivos provocados por el hombre y eliminar las causas que los producen” (II-10).

            “Control de fenómenos erosivos y conservación de suelos mediante la conservación de la cubierta vegetal” (II-10).

            La actuación real es matarrasa, roturación y laboreo del suelo, en zona de alta pluviosidad y fuerte pendiente con suelos bastante erosionables.

 

 

 

 

 

VEGETACIÓN:

            “valoración de la vegetación” (I-64)

 

Complejidad (1)

Naturalidad (1)

Repoblaciones de P. sylvestris

2

2

Pinar de P. sylvestris

4

3

Hayedo con pinar

4

3

(1)   valora de 0 a 4

            “La complejidad refleja el grado de estructuración fisionómica y diversidad de la formación vegetal”.

            Queda patente la alteración de la masa forestal comparando el pinar natural y el pinar repoblado después de una matarrasa.

            “Se procurará la conservación de las formaciones vegetales autóctonas, facilitando la regeneración de aquellas de especial interés por constituir: hábitats de especies endémicas, singulares o amenazadas; por su papel fundamental en la protección y regulación hídrica; por su papel en la protección de los suelos frente a la erosión; por su valor paisajístico” (II-10).

            “Se potenciará la conservación de las masas forestales naturales, tendiendo a su ampliación” (II-10).

            “Medidas de protección para la conservación de las especies vegetales endémicas, relícticas o en estado precario de conservación” (II-10).

            “El Espacio Natural será objeto de un seguimiento ambiental ininterrumpido del estado y evolución de la vegetación” (II-11).

            Además de las especies protegidas, amenazadas y endémicas que relacionábamos en nuestro escrito de fecha 10-10-2003, en estas “Bases para la Ordenación, se relacionan 59 “especies de un elevado interés botánico por tratarse de taxones aislados geográficamente, en ocasiones taxonómicamente también” (I-52).

 

VALOR ECOLÓGICO:

            “En base a la flora y la fauna” (I-81).

 

Elementos vegetales

Fauna

Repoblaciones P. sylvestris

2,2

3,6

Pinar P. sylvestris

3,1

3,4

Hayedo con pinar

3,6

3,4

Bosque de galería

3,9

3,4

            (Puntúa de 0 a 4)

            En todas se practica la matarrasa.

 

FAUNA:

            “Presencia de cigüeña negra, águila real, lobo, nutria, etc..” (I-67).

            “Las distintas actuaciones sobre la fauna deberán quedar recogidas en los correspondientes planes de Conservación, manejo o aprovechamiento redactados a tal fin” (II-11).

            “Los aprovechamientos cinegéticos y piscícolas deberán estar sometidos a los correspondientes Planes de Ordenación” (II-21).

            “Se realizará un estudio y seguimiento de la perdiz pardilla (Perdix perdix hispaniensis, Reichenow), cuya población en la zona está catalogada como amenazada” (II-54).

            “Se elaborará un Plan Técnico de Gestión de la pesca” (II-54).

            “Se fomentará la práctica de la modalidad de pesca sin muerte” (II-55).

Ni existen planes de Conservación y manejo, ni planes cinegéticos ni piscícolas, pese a ello, en esta área de Urbión se caza, bajo diversas estratagemas, durante todo el año.

 

 

 

 

PAISAJE:

            “Unidades más valoradas” (I-91).

Cuenca derecha del Revinuesa

30 puntos

Cuenca derecha del Razoncillo

29 puntos

Cuenca derecha del Razón

27 puntos

Cuenca derecha del Mayor

26 puntos

           

La puntuación máxima dada en este cuadro es de 30 puntos.

            La cuenca del Revinuesa está íntegramente sometida a las matarrasas.

            “Se emprenderán todas las acciones necesarias para la recuperación de la fisionomía natural del paisaje” (II-56).

            “Evitar la introducción de cualquier elemento artificial que rompa la armonía del paisaje, o desfigure sus perspectivas” (II-12).

            “Se procurará la mejora de la calidad visual del espacio Natural” (II-12).

 

MICOLOGÍA:

            “La importancia económica de los hongos es enorme (Boletus edulis, Boletus pinicola, Lactarius deliciosus)” (II-167).

            “En otoño de 1992, el precio del kilo de boletos no bajó en toda la temporada de 1.000 pts.” (I-168).

            “En los buenos años, los ingresos obtenidos con los hongos superan con mucho los obtenidos con la venta de la suerte del pino” (I-168).

            “Antes de establecer los aprovechamientos maderables de los bosques es precisa su ordenación sopesando que otros productos pueden ser rentables…, con ello evitaríamos errores tales como las cortas a hecho en un monte en el que la producción de hongos es superior a la producción de madera, anulándose la principal riqueza, cuando podría haberse efectuado la corta de manera menos drástica” (I-168).

            “El valor económico por la venta de este producto no es fácilmente evaluable por funcionar como economía sumergida” (I-169).

 

VENTA DE MADERA:

            “El bajón de los precios en el mercado de la madera ha abaratado mucho las subastas de este producto, ocasionando grandes pérdidas económicas a los Ayuntamientos de la zona (propietarios del monte) y a los vecinos” (I-164 y 165).

            “Los industriales de la zona están comprando la madera en los países del este y norte de Europa” (I-166).

 

TRABAJOS SILVÍCOLAS:

            “Los trabajos silvícolas (limpias, podas, aclareos, plantaciones, etc...) venían siendo proporcionados directamente por la Administración como sistema de empleos de carácter social y comunitario de tipo asalariado agrario. En los últimos años, la Administración Forestal ha sustituido esta forma de trabajo por contratas a empresas privadas, que han traído en general descontento porque no suelen contratar al personal de la zona donde realizan los trabajos, sino que traen sus propios trabajadores” (I-162).

 

GESTIÓN:

            “Con los proyectos de ordenación, se ha pasado de la antigua corta por entresaca a la corta por matarrasa” (I-160).

            “Se utilizarán métodos respetuosos con el paisaje y que no generen riesgos de erosión; por esta razón se evitarán las cortas a matarrasa” (II-41).

            “Se contemplará como objetivo prioritario la restauración de la cubierta vegetal” (II-41).

            “Promover la inventariación de las formaciones vegetales y de su estado de conservación” (II-42).

            “Protección de las especies de flora endémica, singular, amenazada o en peligro” (II-43).

            “Diseño de las medidas necesarias para la persistencia de aquellos taxones endémicos, singulares, amenazados o en peligro de extinción” (II-43).

 

ACTIVIDADES TURÍSTICA Y RECREATIVAS:

            “Se establecerán áreas disuasorias descargando así las zonas más frágiles” (II-59).

            “Las actividades deportivas de competición serán autorizadas solo cuando cumplan las siguientes condiciones (II-61)”:

-         “No presenten incompatibilidades con otros usos públicos”.

-         “No causen impacto”.

            “El desarrollo de actividades derivadas del uso público (turismo, recreativo,…), se supeditará en todo momento al mantenimiento y mejora del estado de conservación del mismo” (II-13).

            “Se fomentarán aquellas actividades de uso público que requieran la menor infraestructura posible” (II-14).

            “Las edificaciones de nueva construcción se apoyarán siempre en los núcleos urbanos” (II-14).

            “Que las áreas utilizadas por los visitantes sean las menos frágiles, y se concentren en las zonas con mayor capacidad de acogida” (II-15).

            “Se regularán todas las actividades deportivas que puedan suponer deterioro para el medio y las especies presentes” (II-15).

            “Uso prohibido: la utilización de motos todoterreno” (II-90).

 

APROVECHAMIENTO DE LOS RECURSOS:

            “Someter a evaluación de Impacto Ambiental las roturaciones de montes y aquellas transformaciones que impliquen la eliminación de la cubierta vegetal arbustiva o arbórea y afecten, estas últimas, a superficies continuas superiores a 5 has.” (II-20).

            “Se procurará la mejora de los pastizales naturales” (II-20).

            “Adopción de sistemas de explotación basados en cortas por aclareos sucesivos uniformes en sustitución de las cortas a matarrasa sobre grandes extensiones continuas” (II-48).

            “Aplicación de selviculturas compatibles con otros aprovechamientos” (II-49).

            ”Preferencia de los métodos de regeneración natural del arbolado frente a otros de tipo intensivo que requieran grandes inversiones artificiales (maquinaria, semillas, tratamientos silvícola de clareos, etc...)” (II-49).

            “Respetar los árboles en que concurran cualquiera de las siguientes característica: (II-49)

                        Que contengan nidos de rapaces.

                        Que sustenten plantas trepadoras.

                        Que su apeo o arrastre pueda afectar a endemismos vegetales.

                        Que estén en lugares de pendiente acusada.

                        Que estén arraigados en zonas de losares (pedreras)”.

            “Las primeras repoblaciones forestales requerirán someterse a Evaluación de Impacto Ambiental” (II-51).

            “Se procurará la mejora y extensión de las masas de haya, abedul, acebo y Pinus uncinata” (II-51).

 

INVESTIGACIÓN:

            “Se promoverán los mecanismos tendentes a obtener información complementaria sobre el funcionamiento y características de los ecosistemas presentes en el Parque Natural” (II-66).

            “Se redactará el correspondiente Plan de Investigación y Seguimiento” (II-67).

            “En el desarrollo de la investigación en el Espacio Natural se deberán dar prioridad a los programas que desarrollen (II-5):

-         Impacto sobre los ecosistemas.

-         Estudios de detalle de las especies presentes.

-         Especies amenazadas o en peligro de extinción.

-         Caza y pesca.

-         Evolución de la vegetación.

-         Métodos de repoblación.

-         Vertebrados e invertebrados.

-         Influencias climatológicas en la distribución, dinámica y evolución de las comunidades vegetales y animales.

-         Estudios sobre silvicultura aplicada a las masas del Espacio Natural.

            “Se establecerán una serie de líneas de investigación sobre la dinámica de los ecosistemas naturales, para así poder actuar de forma precisa en la corrección de los desequilibrios que se puedan presentar” (II-7).

            “Emprender las acciones necesarias encaminadas a restaurar las áreas degradadas y aquellos recursos dañados por la actividad humana” (II-8).

 

NORMATIVA PARA LA PROTECCIÓN Y APROVECHAMIENTO DE LOS RECURSOS NATURALES: (II-95).

Aprovechamientos y repoblaciones forestales:

Totalidad del Parque:

-         “Se someterá a E.I.A. las poblaciones monoespecíficas y/o con métodos de laboreo que produzcan un alto impacto paisajístico, que puedan             producir erosión o afecten a gran parte de la superficie de una ladera”.

 

Zonas de Uso Limitado:

-         Se prohíben las talas a matarrasa en superficies mayores de 0,5 has.”

-         “Se prohíbe la tala o destrucción de las formaciones rupícolas”.

 

Zonas de Uso Limitado Agrosilvopastoril:

-         “Las talas a matarrasa y los movimientos generales de tierra en las zonas de producción de hongos de alto valor económico, así como en los montes protectores requerirán autorización expresa de la Consejería de Medio Ambiente”.

 

 

Actuaciones sectoriales:

Protección genérica del paisaje:

            En la totalidad del Parque:

-         “Se prohíbe la realización de cualquier actividad que implique una agresión al paisaje tradicional, afectando a un área de cualificado valor paisajístico”.

Este Plan de Ordenación de Recursos a elaborar en base a estas “Bases de Ordenación, uso y gestión del espacio natural Sierra de Urbión”, lleva muchos años paralizado, sin experimentar ningún progreso y sin aplicarse ninguna de las premisas previstas.

 

Pruebas deportivas:

En la totalidad del Parque:

-         “La realización de actividades deportivas con vehículos motorizados tipo rallies, pruebas de todoterreno, motocross o similar, excepto en las Zonas de Uso General”.

 

Circulación de vehículos:

En la totalidad del Parque:

-         “El tránsito de vehículos a motor por caminos y pistas forestales, estará limitado a aquellos ligados a las labores de gestión, prácticas cinegéticas, actividades agropecuarias y forestales, propietarios de terrenos, emergencias y tareas de rescate”.

 

ZONAS PERIFÉRICAS DE PROTECCIÓN:

            “Se preservará la integridad de estas zonas, manteniéndolas sin alteraciones que modifiquen de forma notable las características y constitución de sus componentes bióticos, abióticos y culturales” (II-68).

            “Evitar cualquier uso que perturbe la conservación de los recursos naturales y culturales” (II-68).

            “Se promoverán acciones de restauración y mejora de la cubierta vegetal” (II-68).

            “Se procederá a la inmediata realización del correspondiente Proyecto de Ordenación acorde con las exigencias de conservación del Espacio Natural” (II-69).

 

CONCLUSIONES:

            Insistimos nuevamente en nuestra denuncia por:

1.      Consideramos que se dispone de nuevas pruebas, como las “Bases para la ordenación, el uso y la gestión del Espacio Natural Sierra de Urbión”, que sistemáticamente se nos han negado por la Junta de Castilla y León y que se ha conseguido después de varios años litigando en los tribunales de justicia, como se indica al principio de este escrito.

2.      Nosotros, a través de todos los escritos presentados, hemos razonado y aportado pruebas irrefutables de lo que manifestamos, demostrando los numerosos incumplimientos y contradicciones de la Administración Autonómica. La mayoría de las pruebas están basadas en estudios y trabajos realizados por la parte denunciada, no por la denunciante.

3.      No hay ningún estudio aportado por la Junta de Castilla y León, con base científica, que contradiga nuestros planteamientos.

4.      No se nos ha aportado ningún documento de los que podríamos llamar “pliegos de descarga” que debería haber aportado la parte denunciada para opinar sobre la veracidad de estos. ¿Acaso ni existen?.

En el último párrafo de su escrito dirigido a nosotros y fechado el 24 de marzo de 2004, se nos indica que “los servicios de la Comisión se han dirigido a las autoridades españolas para que nos indiquen si se oponen a la divulgación del documento solicitado. En el plazo más breve posible, le indicaremos si la Comisión puede acceder a su solicitud”.

Hemos esperado hasta la fecha presente y no hemos obtenido respuesta.

5.      Resulta como mínimo curioso que se decida por la Comisión en base a lo indicado por la parte denunciada sin haber constatado visualmente las denuncias efectuadas por nosotros e ignorando las pruebas aportadas y que en ningún momento pueden considerarse sesgadas o partidistas, ya que están basadas en documentos perfectamente constatables.

6.      La lamentable realidad es que la Comisión no cuenta con los medios necesarios para hacer frente a la obligación de control que le impone el Tratado. Así lo evidencian los informes de control de cumplimiento de los últimos 10 años. Y es también una realidad, que no hay ningún interés por parte de los Estados miembros en dotar a la Comisión de más medios y recursos para ejercer dicho control.

A la escasez de medios se unen otras cuestiones relevantes entre las que debemos mencionar, en primer lugar, la dilatación del procedimiento de infracción, debido a que la Comisión fija la mayoría de sus esfuerzos en el llamado pre-contencioso, lo que en la práctica se traduce en el otorgamiento de plazos muy amplios para que el Estado investigado decida suministrar la información requerida o cumplir con las recomendaciones de la Comisión. En segundo lugar, la falta de transparencia de todo el procedimiento de infracción, tal y como ha puesto en relieve en diversas ocasiones el Defensor del Pueblo Europeo. La persona u organización que pone una denuncia, no recibe información acerca de la marcha del procedimiento, no conoce cual es la información facilitada por el Estado denunciado y por supuesto, tampoco puede participar en las llamadas “reuniones paquete” en las que la Comisión debate los diferentes casos con los responsables del Estado en cuestión. Y por último, la Comisión, sólo en determinadas circunstancias y en muy contadas ocasiones, previa autorización del estado denunciado, puede ejercer funciones de inspección que le permitan contrastar las informaciones recibidas por el denunciante y observar directamente los hechos denunciados, por lo que su capacidad para pronunciarse queda totalmente mermada.

Soria a 11 de octubre de 2004

La Junta Directiva de ASDEN

Comisión Europea Secretaría General

Rue de la Loi 200, B-1049 Bruselas (Bélgica)